SABER MÁS > ¿Qué medidas terapéuticas existen para la EPOC? > Tratamiento médico

Tratamiento médico

El tratamiento farmacológico puede reducir o eliminar los síntomas de la EPOC, aumentar la capacidad de ejercicio, reducir el número y la gravedad de las exacerbaciones y mejorar la calidad de vida de los pacientes. No obstante, hoy en día no hay tratamientos capaces de curar la enfermedad.

La administración mediante inhalación es preferida a la administración de pastillas, ya que pueden administrarse menores cantidades de medicamento con similar efecto y menos reacciones adversas.

Estos son los diferentes tratamientos médicos para la EPOC:

BRONCODILATADORES

Hay tres tipos de sustancias: los anticolinérgicos, los β2-agonistas y las metilxantinas.

Su principal efecto es la relajación del músculo liso de los bronquios, con lo que aumenta su dilatación, disminuye la obstrucción y mejora el paso de aire.

En general, reducen la sensación de dificultad al respirar de los pacientes con EPOC.

La combinación de diferentes broncodilatadores suele tener mejores resultados que la administración de un único agente.

ANTIINFLAMATORIOS

Hay dos tipos de sustancias: los corticoides inhalados y los inhibidores de la fosfodiesterasa-4 (Roflumilast).

Los corticoides inhalados actúan reduciendo la inflamación de las vías respiratorias y la secreción de mucosidad. El tratamiento con corticoides inhalados en la EPOC moderada y grave reduce el número de exacerbaciones, produce un leve incremento de la capacidad pulmonar y mejora la calidad de vida.

Los inhibidores de la fosfodiesterasa-4 (PDE4), como el Roflumilast, reducen la inflamación de las vías respiratorias impidiendo la destrucción del AMP cíclico intracelular, que tiene un papel antiinflamatorio. Asociados a broncodilatadores de larga duración, los inhibidores de la fosfodiesterasa-4 han demostrado mejorar la función pulmonar, la calidad de vida y la tasa de exacerbaciones.

TERAPIA CON OXÍGENO DE LARGA DURACIÓN

Mejora la supervivencia, la capacidad de ejercicio, el sueño y la capacidad cognitiva de las personas con EPOC.

REHABILITACIÓN PULMONAR

La rehabilitación pulmonar es un programa multidisciplinar que se realiza de forma individualizada para optimizar la capacidad física y social y la autonomía.

Esta terapia produce mejorías en diversos aspectos: en la disnea, en la capacidad de ejercicio y en la calidad de vida.

Incluye entrenamiento físico, programas educacionales, ayuda psicológica y conductual, terapia nutricional y estímulo a la adherencia a las recomendaciones de rehabilitación a largo plazo.

TERAPIA NUTRICIONAL

La pérdida de peso es frecuente en pacientes con EPOC, independientemente del grado de afectación del flujo de aire pulmonar. Está asociada a un mayor riesgo de complicaciones y a una mayor mortalidad.

La terapia nutricional debe orientarse más a la prevención y al tratamiento inicial de la pérdida de peso para preservar el balance energético.

TRATAMIENTO QUIRÚRGICO

La técnica de la bullectomía y la cirugía de reducción del volumen pulmonar, así como el trasplante pulmonar en último extremo, mejoran la espirometría, la capacidad de ejercicio, la disnea, la calidad de vida y posiblemente la supervivencia en pacientes con EPOC altamente seleccionados.

TRATAMIENTO DE LAS EXACERBACIONES

La terapia médica de las exacerbaciones de la EPOC incluye broncodilatadores, corticoides, antibióticos y oxigenoterapia.